Disfrute la cocina de barrio Escalante este domingo

Durante un día, 16 restaurantes sacarán sus cocinas a la vía pública para ofrecer un festival completamente dedicado al placer de comer bien

0
765

No hace muchos años Barrio Escalante entregó sus casas históricas a la mano diestra de los cocineros. Desde entonces, se instalan en los alrededores de la calle 33 los vecinos más curiosos: exploradores del arte de la gastronomía e incipientes negocios que, a prueba y error, han logrado conquistar el paladar de los ticos.

Este domingo, 16 de los múltiples restaurantes del área sacarán sus cocinas al aire libre. Los locales miembros de la Asociación Paseo Gastronómico La Luz preparan 10 horas de buen comer, música y charlas gastronómicas.

Los restaurantes que participarán de la actividad serán Impar, Gambas, Keidas Lounge, la Crepería El Gato Negro, Verdísimo, Costa Rica Beer Factory, Sofía Mediterráneo, Piemonte, Luna Roja, Olio, Le Cook, Frida’s, Casa Agüizotes, Lulú & Saturnino, L’ Ancora e Il Volpino.

Los empresarios calculan recibir, entre las 11 a. m. y las 9 p. m., hasta 16.000 comensales. Tal cifra no es un número sacado de la manga: a la primera edición del Festival Gastronómico La Luz –celebrada el domingo 19 de abril– asistió un estimado de 13.000 turistas culinarios.

La cantidad sobrepasó las capacidades de producción que anticiparon los seis locales involucrados en aquella fecha.

“Lo hicimos, arrogantes, pensando que iban a llegar 5.000 personas. Eso nos dio una idea del vacío que tiene esta ciudad”, detalló Silvia Rodríguez, presidenta de la Asociación y dueña del restaurante Luna Roja. “La reacción de la gente fue impresionante. Nos llenaron la calle y también los restaurantes; a las 4 p. m. colapsaron las cocinas. Eso nos hizo aprender y prepararnos mejor”, dijo.

La experiencia les dejó muchas enseñanzas. Para empezar, estrechó todavía más los lazos de colaboración entre los restaurantes: en medio de la inesperada crisis del festival, los ingredientes se compartían entre las diferentes cocinas y los establecimientos con retrasos severos aconsejaban a sus clientes con opciones similares de comida.

En este segundo festival, ese espíritu de solidaridad ha sido vital. La Asociación asumió la tarea de negociar con los vecinos del barrio, la Municipalidad de San José y cuatro parqueos josefinos los aspectos de seguridad y transporte durante el día.

La publicidad también ha sido más ambiciosa. Hace varias semanascrearon un evento en Facebook al que han confirmado su asistencia más de 5.000 personas y otras 5.600 se han declarado interesadas.

Pese a la naturaleza masiva del festival, los restaurantes del Paseo Gastronómico quieren que los visitantes no pierdan de vista los verdaderos motivos de organizar un espacio como este.

“Lo más importante es que nos encontremos, que nos apropiemos de los espacios públicos, que esto sea, más que un evento familiar, un acontecimiento comunitario”, asegura Rodríguez.

 

Nota tomada de La Nación