Barrios de San José recobran vida convertidos en polos gastronómicos

Los barrios del este de San José se han convertido en atractivos lugares para la gastronomía nacional.

0
414

Los barrios del este de San José se han convertido en atractivos lugares para la gastronomía nacional.

Amón, Otoya, Aranjuez, Dent, Los Yoses y Escalante, que en algún momento fueron zonas donde vivía la población de más ingreso del país, hoy encantan a sus visitantes no solo por la gastronomía que allí se ubica, sino también por su encanto arquitectónico de antaño.

Costa Rica Beer Factory fue uno de los primeros negocios en llegar a Barrio Escalante, cuando existían cerca de cinco restaurantes en la zona. Actualmente, el barrio alberga cerca de 40 establecimientos gastronómicos.

Estos lugares, tranquilos y silenciosos, albergan inmuebles que han hecho que los consumidores prefieran ir ahí a comer y no dentro de nuevos desarrollos inmobiliarios, cargados de comercios y más bulliciosos.

Según un conteo realizado por EF en los barrios mencionados, en un área de 2 kilómetros cuadrados, operan más de 85 establecimientos gastronómicos en lo que fueron alguna vez grandes quintas, pequeños garajes y hasta cobertizos.

El encanto que dan estas zonas josefinas hace que este año el desarrollo comercial sea superior en un 10% en comparación con años anteriores, según datos de Colliers International.

Barrio Escalante –el más emblemático– alberga alrededor de 40 establecimientos ubicados sobre las calles 31,32 y 35 como principales focos de atracción.

La diversidad gastronómica de sus calles es lo que vuelve atractivo al lugar y sus propietarios se han organizado para que cada uno tenga una oferta diferente y así no competir directamente entre ellos.