Un emprendimiento con conciencia ambiental

0
88

Transforma un total de 7 y 8 toneladas de residuos, en hermosas piezas de joyería.

La historia de la Joyería Frutal nace en el año 2000, gracias a la visión de la Sra. Rosa Evelia Montenegro.

Joyería Frutal trabaja de la mano con el ambiente y gracias a su labor logra transformar un promedio de 7 a 8 toneladas de residuos frutales en piezas únicas y hermosas, que engalanan a quien las use.

Su fundadora es artesana, una profesión que inicio desde el año 2003 y se volvió su principal fuente de ingreso económico.

El camino ha sido largo y no fue sencillo.

Sus inicios fueron con la creación de accesorios en madera, pero no era algo innovador. Por lo que se reivindicó y empezó a utilizar las frutas en bisuterías. Idea que surge luego de ver un desfile de modas.

“La idea surgió después de ver un desfile de modas en Nueva york, ahí logro ver una modelo que lucía una flor en su atuendo, al investigar descubrí que era una diseñadora venezolana y que la había hecho con materia prima vegetal, de ahí surgió la curiosidad y las ganas de innovar” Indico Rosa Evelia Montenegro, fundadora y dueña de Joyería Frutal.

Sus joyas son creadas a través de Cáscaras, semillas y hojas de fruta, esta materia prima proviene de ferias del agricultor.

En el caso de las frutas, las mismas duran un total de 16 horas para deshidratar

Este emprendimiento lo trabaja con frutos como: mangos, bananos, naranjas, limones, entre otros.

Actualmente sus productos se pueden encontrar en diversas tiendas de playa, en aeropuertos y ferias, en el caso de distrito Carmen, se pueden encontrar en CL Casa de modas, ubicada en barrio Escalante.