Barrio La California busca convertirse en una zona de arte y seguridad

Árboles y postes de luz buscan hacer la zona más estética y transitable

0
903

Convertir al barrio La California en un epicentro artístico que atraiga turistas y provea más seguridad a sus visitantes es el sueño de un grupo de comerciantes y vecinos de esa concurrida zona josefina.

Por eso, con ayuda de la municipalidad de San José y del arquitecto Luis Diego Barahona, los lugareños se organizaron y ya cuentan con un proyecto de renovación que pretende realizar nueve intervenciones sencillas y de bajo costo en ese sector de San José, para recuperar espacios urbanos ya existentes y fomentar el convivio de visitantes y vecinos.

El Plan de Renovación de Barrio La California 2017-2020 busca levantar el perfil de los comercios locales, compuestos, en su mayoría, por bares y restaurantes de comida rápida ubicados sobre calle 21, en una zona donde la principal fuente de ingreso la provee la vida nocturna.

Asimismo, la idea de esta iniciativa es rescatar las manifestaciones culturales, tales como los murales y los grafitis, que desde siempre han dado vida a “La Cali”, como la conocen sus simpatizantes.

En busca de soluciones

Andrés Herrera, presidente de la Asociación de vecinos y empresarios de barrio La California (Asocali), comentó que la intención es solucionar una serie de problemas que enfrentan comerciantes, residentes y visitantes.

Uno de estos flagelos, dijo, es la iluminación, la cual es escasa en varios puntos de la zona. A este se suman las aceras, que son pequeñas, están en mal estado y no cumplen con la Ley 7600 de igualdad de oportunidades para personas con discapacidad.

Asimismo, Herrera destacó el inconveniente de la falta de vegetación, de plazas o mobiliario urbano, de basureros y de puestos de información turística.

Un punto en el que también enfatizó fue en los edificios en abandono.

“Propiedades abandonadas, como la bomba La Primavera, que tiene cualquier cantidad de años de estar desocupada, no solo afean el lugar, sino que propician la indigencia, entre otras cosas”, expresó el presidente de Asocali.

La idea es acondicionar unas 14 cuadras, comprendidas entre las siguientes coordenadas: al norte la antigua estación del ferrocarril al Atlántico; al sur, el Poder Judicial; al este, el restaurante KFC, y al oeste, el Parque Nacional.

En busca de soluciones

Andrés Herrera, presidente de la Asociación de vecinos y empresarios de barrio La California (Asocali), comentó que la intención es solucionar una serie de problemas que enfrentan comerciantes, residentes y visitantes.

Uno de estos flagelos, dijo, es la iluminación, la cual es escasa en varios puntos de la zona. A este se suman las aceras, que son pequeñas, están en mal estado y no cumplen con la Ley 7600 de igualdad de oportunidades para personas con discapacidad.

Asimismo, Herrera destacó el inconveniente de la falta de vegetación, de plazas o mobiliario urbano, de basureros y de puestos de información turística.

Un punto en el que también enfatizó fue en los edificios en abandono.

“Propiedades abandonadas, como la bomba La Primavera, que tiene cualquier cantidad de años de estar desocupada, no solo afean el lugar, sino que propician la indigencia, entre otras cosas”, expresó el presidente de Asocali.

La idea es acondicionar unas 14 cuadras, comprendidas entre las siguientes coordenadas: al norte la antigua estación del ferrocarril al Atlántico; al sur, el Poder Judicial; al este, el restaurante KFC, y al oeste, el Parque Nacional.

Ambiciosa iniciativa

Este remozamiento urbano, que contempla la intervención en nueve espacios distintos de la zona, tiene un costo de ¢385 millones.